Ayer fue un aunténtico ladies night de mi ex empresa.

Somos todas muy diferentes incluso mi mejor amiga y yo, pero todas tenemos algo en común (salvo una) nuestra situación actual es sumamente complicada, algunas en el terreno laboral, otras en el sentimental y unas cuantas en ambos.

La verdad es que con tres cañitas ya andaba achispada y con el cubata que me bebí y la cachimba con alcohol acabé la noche super genial, riéndonos un montón y muy muy feliz.

Y nada, sigo cuidando a mi niña que con 9 años el otro día me soltó que era fea y que tenía las piernas feas porque tenia grasa... lo que conllevo una conversación que sinceramente no sé si sirvió para algo. ¿Es que ni siquiera los niños pueden ser felices ya?

Un saludo