No soy una experta pero a lo largo de mi experiencia vital he vivido situaciones que a lo mejor pueden iluminar a alguien...

Mi primer consejo es sencillo: No llames calientapollas a la tia a la que te estás declarando, tus opciones (si es que tenías) desaparecerán para siempre.

Esta regla que parece fácil no lo debe ser tanto....

Saludos