Mientras me mirás yo le miro a él.

Es lo que tienen los triángulos amorosos