La Navidad en principio son unas épocas entrañables bla bla bla... Digo blabla porque por lo que veo la mayoría de la gente de mi entorno se siente muy infeliz/desdichado en estas fechas.

Entre los malos rollos familiares, los compromisos, las ausencias... todo el mundo termina super rebotado en estas fechas.

Yo he de reconocer que hace unos pocos años en lo que la Navidad dejó de ilusionarme, pero lo intento.

EL otro día fue el teatro navideño de la niña que cuido, y como todos los años lloro.

No sé por qué pero me entran unas ganas de llorar, y no es orgullo de nanny. No lo sé, es extraño no le encuentro explicación.

Y mientras pasan los días, sólo pienso en que empezará el 2009 y sigo como siempre.

Besos