Tus manos están empapadas y yo jadeando y me mandas a casa. A eso en mi pueblo se le llama se le llama ser un calientabragas.