Ayer fue uno de esos días en los que todo lo que puede salir mal sale peor.

Llegó el perito a eso de las 11 se puso a toquetear, a mirar aqui y allá y le pidió al del piso de arriba que abriera el grifo de la cocina y entonces llegó el desastre... de la placa de ducha y del lavabo empezaron a salia aguas fecales, el wc casi se desborda y todo se inundó de caca.

Es la experiencia más asquerosa que he vivido, sobretodo porque me tocó limpiarlo (no le voy a dejar el pastel a mi jefa 4horas) Mi tarea de limpieza quedó inconclusa porque vomitè y decidí dejarlo.

Llego a mi casa corriendo empiezo a hacerme la comida y veo que la lavadora se ha chinado y ha soltado todo el agua.

Camino del curro (que casi llego tarde) tuve un pequeño percance con el coche.

En el descanso del curro me tomé un té y lo vomité.

Lluegué a casa y tardé un montón en aparcar.

Y mañana que no trabajaba resulta que tengo que llevar la niña a francés.

Por cierto en un momento dado del día A (a de asqueroso) dije: "me toca el coño" y mi padre me dijo que era una ordinaria y me puse a discutir con él.

Ayer debería haberme quedado en la cama, hubiera sido más feliz