Hay secretos que cuado se desvelan traen devastación. A veces la verdad, está mejor oculta entre mentiras.

Pero en otras ocasiones, cuando todo sale a la luz lo que queda es una inmensa calma y paz. Una vez que lo que estaba escondido se destapa, ya no puede haber más dolor, todas las partes afectadas saben a qué atenerse y uno puede seguir adelante sin ataduras ni amarres.

Todos tenemos secretos, ¿pero cuantos de ellos deberían ser descubiertos?