Quiero estar dentro de ti, sentir en mis manos el calor de tu cuerpo. Me imagino abriéndote en canal, agarrando tu corazón aun palpitante entre mis manos y notar como late por última vez.

Quiero ser como el gato que lame la sangre que el corderito muerto derrama y cae en el suelo, quiero lamer la vida que se te escapa y no limpiarme los hocicos cuando acabe.

Quiero que seas mío y no puedas escapar