Es de noche y mientras los coches montan el pitote en la gasolinera para no desabastecerse yo echo de menos sentir el calor.

Mi gata, inquieta, se mueve y busca acomodarse a mi lado... desagradable, yo la echo, no quiero sucedáneos, quiero piel, humana...

Anoche, tras soñar con sanguijuelas, he decidido que hoy quiero soñar con la cuadratura del círculo, con rombos, con ángulos convexos, con olores, con sabores, con mordiscos y lametones.

Otra vuelta más y decidido abrir los ojos a la noche, la boca al bochorno, los oidos a los murmullos y el cuerpo a lo desconocido.

Poco a poco el cansancio me vence y por fin descanso....