Los amapolas parecen puestas en mi camino para distraerme, pero nada puede apartarte de mi pensamiento.

Mientras el caballo de metal aleja tu cuerpo del mio, mi alma permanece en el sitio donde lleva tanto tiempo, a tu lado.

Es tan fácil perderme entre los recuerdos, sobretodo cuando tú eres el protagonista.

Sólo sé que eres tú el que ronda mis pensamientos, despierta mis sentidos y me hace desear. No te engañes hay una parte de lujuria... dos dedos de lujuria, con un chorrito de curiosidad, abundantes ganas de pasarlo bien ¿No crees que es el combinado perfecto? ¿Te atreves a probar?

Mientras mis manos se pierden por mi cuerpo, mientras mi alma te llama y mi cabeza te recuerda no pienso en las consecuencias de todo esto, pero como diría Scarlett O'hara "ya lo pensaré mañana"