Pues vereis ayer casi me dan un piñote con el coche. Estoy bien aunque la furgo que casi choca con mi coche se quedo a 5cm de puerta.

La culpa no fue mia, él invadió mi carril y casi me lleva por delante.

Yo me puse a chillarle como una loca y él me chillaba a mi cosa que me revienta, porque si me hubiera pasado algo, la culpa hubiera sido suya y de nadie más. Es decir, él la caga, él comete una imprudencia y ¿encima me chilla? A ver que tuve mucha suerte, porque al hacer la maniobra brusca podría haber venido un coche por detrás y haber rematado la faena...

Pero bueno, estoy bien que no es poco.

Besines