Es Martes y he decidido escaquearme de mi curso... no, no os preocupeis, es salir un poco antes que si no, llego a las 11 de la noche a mi casa y no es plan.

La verdad es que he empezado la semana a contrapie, No sé que me pasa exáctamente.

Ayer en el curso hicimos una dinámica preciosa y consistía en escribir un sueño que tuviésemos y como siempre que me preguntan por un sueño respondo lo mismo: ser feliz.

Ayer lo volví a poner, pero en esta ocasión vinieron a mi mente preguntas tales como ¿hago lo que debo para conseguir ser feliz?

Es decir, si es mi objetivo, mi sueño, tendré que poner los medios a mi alcance para llegar a cumplirlo. ¿Pero qué debo hacer para ser feliz? Entonces una bombillita se empezó a encender y comenzó a iluminar mi mente.

A lo mejor he de empezar a replantearme qué quiero, qué es lo que de verdad necesito.

Si esperais ahora una retahila acerca de qué es lo que he descubierto vais listos porque aun no he hallado ninguna respuesta, sólo me he replanteado mis esquemas.

Supongo que las respuestas llegarán un día cuando tenga unos minutos de calma y de descanso.

Buenos días (y buena suerte)