Me duele el corazón, mi castillo de naipes se derrumba, porque el sitio en que creía refugiarme es la guarida del lobo feroz.