Pues estoy ahora mismo en estado comatoso.

Anoche mi hermana y yo estuvimos hablando de unos pocos temas, pocos de ellos agradables.

La cuestión es que mi hermana se ha comprado un coche y tenía que irse a madrid a buscarlo y yo tenía que llevarla al aeropuerto. Teniendo en cuenta que desde que aprobé hace casi tres meses lo he cogido tres veces es normal que estuviera nerviosa.

La cuestión es que cuando comenzamos a hablar ella estaba ligeramente desquiciada (no sé el motivo ni la razón) y lo importante es que fui capaz de manejar la situación para que la conversación discurriera por términos cordiales. Esto es para mi importante porque a mi hermanita y a mi nos cuesta mucho comunicarnos. Ayer me dijo muchas cosas, no me gusta lo que me dijo, pero lo entiendo Entiendo su postura.

Como estuvimos hablando me acosté tarde y esta mañana me ha despertado a las 5. La he dejado que llevara ella el coche al aeropuerto, más que nada porque me pone super nerviosa conducir con ella y la he dicho que se fuera dentro.

cocheEntonces me he sentado en el asiento del piloto y con mucho miedo he arrancado. La verdad es que todo ha ido suave (smooth), como la seda (más o menos)

Ese más o menos viene de que ha habido un par de momentos de tensión dramática. El camino desde el aeropuerto a mi casa ha ido bien, muy bien diría yo, supongo que ayuda el hecho de que a las 5 am no hay mucho tráfico. Los problemas han comenzado en mi urbanización. Lo primero ha sido que al acercarme a mi plaza de garaje con mi retrovisor he debido de rozar otro espejo retrovisor, la buena nueva es que mi retrovisor está intacto.

El segundo momento tenso ha sido cuando he intenado aparcar, ya que no he sido capaz, yo debía aparcar en batería pero era muy complicado por como estaban estacionados los coches (uno muuy mal por cierto) Seguramente si tuviera más seguridad y más costumbre lo hubiese conseguido, pero me está liando yo sola asi que decidí pasar.

El momento más tenso de todos: cuando salía de mi urbanización. Le di al mando para que se abriera la puerta esta mecánica y cuando estoy atravesándola se me cala el coche, me pongo histérica, la valla empieza a cerrarse, mi angustia empieza a dejarme paralizada, la puerta se va cerrando y mientras arranco el coche lo oigo (ese ruidito de soy una valla malvada y estoy golpeando tu coche) y antes de que me ponga a chillar, la puerta (que no es una puerta sino más bien una verja) se para.

Debe de tener un mecanismo de seguridad que cuando da con un obstáculo se para, asi que he dado marcha atrás, me he bajado, he mirado, he respirado aliviada, me he vuelto a meter en el coche, le he dado al botón (unas pocas veces) la verja se ha vuelto a abrir, he pasado (¡por fin!) Después dado una par de vueltas por mi calle y he encontrado aparcamiento, he estacionado mi vehículo y he respirado aliviada.

Ahora tengo sueño pero me siento feliz.