Pues eso, que después de casi dos semanas esperándola infructuosamente ha venido por sorpresa, el mismo día que mi padre inicia una visita de estas suyas que hace.

Me cago en todo, primero porque me ha pillado desprevenida y he manchado bragas y pantalón (con mucha sangre) y segundo porque me está doliendo a rabiar.

Además esta tarde he quedado para animar a una amiga que lo está pasanda super mal y no me apetece nada.

Quiero estar sentada en el sofá, en una postura cómoda y a ser posible con un montón de mimos y chucherías.

No sé por qué debería haber supuesto que mi regla vendría hoy, siempre ha sido una inoportuna ¿por qué iba a cambiar?

Saludos de una pobre hembra humana.