O ya hace un año los empleados de Iberia Barcelona convocaron una huelga (puede que ilegal pero a mi juicio justa y razonable)

Un año después mi vida sigue más o menos como siempre, lo cual no es bueno porque significa un estancamiento, pero intento desperezarme un poco y sacudirme las telarañas.

Tengo 3 ideas en mente y si salen como si no ya os lo contaré en el futuro =)

De todas formas esta mañana me he despertado tristoncilla, planteándome qué tipo de persona soy.

Soy una persona que no acepta las críticas bien, hay que tener siempre cuidado conmigo porque soy jodidamente susceptible aunque no lo parezca. El tener que andar con cuidadín conmigo hace que la gente se estrese, que les agote mentalmente y que se cansen.

Me encantaría tomarme las cosas bien, hago lo que puedo, lo juro, pero no hay avances en mi ser, o al menos hay quien no los nota y eso hace que esta mañana, ahora mismo me sienta triste.

Recapitulo mis últimos tiempos con algunos de mis amigos y me doy cuenta de que quizás no he estado a la altura, ni con ellos ni con mi familia (que aunque tienen tela marinera les quiero y son mi familia)

Sólo puedo pedir perdón. Perdón a todos los que hiero, a los que se han sentido abandonados, cansados o estresados por mi causa.