No me llames dolores llámame sufrimiento.

¿Por qué, oh cruel destino, estoy tan mal hecha?

Soy una pupas, pero es que no puedo más. Estoy super resfriada, con mocos, un constante dolor de garganta, dolor de cabeza y tos y ahora, además se suma un dolor en la cadera.

Estoy super abuelita, pero no puedo más, quiero desaparecer.

Prometo tomar vitaminas, pero necesito encontrarme mejor.

Un saludo lleno de mocos