Es tarde y yo estoy despierta, estoy aprovechando que no curro para trasnochar, para leer manga atrasado, para quedar con amigas de la facultad...

Es extraño como a veces parece que nada ha cambiado, por unos breves instantes uno siente que todas esas cosas que nos han alejado de algunas personas desaparecen... y es un sentimiento maravilloso.

Hoy ha sido un día estupendo, en el cual hasta me han hecho un regalito (un libro que se llama el orgasmo femenino, ya os contaré) Ha sido estupendo porque hoy he intentado ser mejor persona, porque he intentado ser una mijita menos egoista y porque aunque no lo he conseguido, no se ha notado.

Y aunque ahora, a las cuatro de la mañana me muero por un abrazo y por palabras bonitas y eso me hace sufrir, sé que también me hace más fuerte, porque ahora estoy sola y tengo que afrontar la vida apoyándome sólo en mi.

Posiblemente siga tan perdida como siempre, pero sé lo que no quiero ser ¿es un punto de partida no?

Un saludo a todos