Ayer pasé por el estadio del Sevilla Fc y bueno todas sus inmediaciones estaban llenas de pintadas en recuerdo de Antonio Puerta.

Mientras leía los mensajes me sentía abrumada y la emoción se hacía patente, pero más allá de la pena por la muerte de un chavalín también había un sentimiento de rabia.

¿Cuántas personas mueren al día? No hablo en el mundo, pensemos en España, en una comunidad autónoma... Lo peor de todo es pensar en las muertes evitables...

No pensamos en nada, en los niños que se mueren de hambre, en los que mueren intentando llegar al primer mundo... Pero sí que lloramos, nos manifestamos porque se muere un futbolista.

Asi somos.