Hoy es de esos días en los que quiero cambiar, en la que pienso que cuando se cierran puertas hay que abrir los balcones para que entre el sol y el aire.

Hoy es de esas noches en las que los proyectos que se habían fraguado a la luz del día empiezan a tambalearse...

Pero hoy, esta noche, quiero que todo sea diferente, quiero hacer gala de esa fuerza de voluntad que me ha ayudado en otras ocasiones y quiero abrir mi balcón.

He estato pensando, mucho además, y quiero cambiar.

Quiero ser más fuerte, más madura, más preparada, ser diferente, mejor.

He pensado en pedir paro cuando Iberia me dé la patada y apuntarme a estudiar alemán. Pero sobretodo voy a trabajar para cambiar las cosas que no me gustan de mi. Trabajare conmigo misma o lo intentaré y si no puedo sola recurriré a mis amigos para que me den fuerzas cuando flaquee.

Hablando de amigos... en el curro, ya tengo un grupito de gente con la que me siento a gusto. Sobretodo son mis niñas, con las que he coincidido por las tardes estos meses y entre todas mi super Bea.

Beatriz es una persona con la que al principio no creí congeniar, pero con la que me llevo de escándalo, con la que comparto confidencias y me siento super a gusto con ella. Es una persona excelente y aunque no lee este blog necesitaba decirlo, porque es la responsable de que mis tardes en el curro sean más llevaderas, que me sienta más adaptada...

No sé, ahora que mi vida social se ha reducido bastante debido al pluriempleo y a sacarme el carnet del coche es agradable encontrar un apoyo. Además la ventaja es que ella entiende las cosas que me pasan, que pienso...