Blandita como una gominola soy, blandita como una nube, blandita como los sueños y frágil aunque no quiera.

Un pasito, dos y tres y una vez más estoy metida en un charco hasta la rodilla, una vez más me he calado hasta los huesos... una vez más.

El ser humano aprende, pero yo no, ¿será que no soy humana?

Buenos noches criaturas de la oscuridad, espero que ahora que estais saciadas de mis entrañas me dejeis descansar ¿es justo no?