Me acabo de levantar después de varias horas dando vueltas en la cama como una imbécil.

Me he levantado y me he asomado por la ventana y he visto esa luna que me llama, que me invite a que sueñe...

La verdad es que esta noche he pensado en los vampiros, en si me gustaría ser una, en las cosas buenas y malas que tendría. Ventajas y desventajas y bueno... partiendo de la base de que los vampiros son fantasia me gustaría que si existen puedan usar crema protectora para poder salir a la luz y también quedarme en plan tia buenorra porque mi alma es bella, o eso me gustaría.

La luna llena me llama, me atrapa, me hace soñar aunque sea para tener pesadillas.

Mientras la luna me putea, yo con los ojos abiertos como platos y las horas que pasan y pasan...

Asi que me voy a ir a intentar dormir.