Después de unas merecidas vacaciones creía que había vuelto con energías renovadas y decidí meterme a pintura, soy tonta.

Pensaba que mi hermana colaboraría un poco, pero ha pasado totalmente de mi culo, cosa que me toca los cojones porque ella era la que decía en Enero que debíamos pintar y ahora pasa de mi culo.. cosas que pasan, cosas de hermanas.

He descubierto gracias a esta actividad que no tengo una vena artística puesto que ni para pintora de brocha gorda... cosas que pasan, ni dios, ni mi hada madrina, ni los duencillos del bosque ni nadie me dotó de la habilidad de pintar.

La verdad es que estoy deseando que llegue noviembre y acabar en Iberia al igual que estoy deseando que llegue septiembre y sacarme el carnet, a ver como se dan las clases prácticas.

Necesito ponerme manos a la obra con mi vida, es como lo de la pintura, me he propuesto hacer el pasillo y la entrada (cosa que no es poco teniendo en cuenta que no cuento con ayuda de nadie y que mi hermana no colabora)

Escribo esto con la cara llena de pintura (y lo que no es pintura) parezco un dálmata pero al revés...

Un saludito enorme a todos.