Cuando mi padre y mi madre me concibieron debió de ser muy poco placentero porque he salido muy mal hecha.

¿Os acordais de que hace poco tenía el tobillo fatal porque me había escoñado saltando una valla? Pues hoy me he vuelto a escoñar, esta vez en el curro. Y me he jodido de nuevo el tobillo malo.

Lo tengo peor que la última vez y eso no me hace ni pizca de gracia. ¿Por qué soy tan despistada? ¿Ha sido culpa mía? ¿De los zapatos del trabajo? De mis tobillos de mantequilla?

He trabajado pocas horas pero intensamente. Por suerte me he ido pronto porque hay un avión que se había retrasado que además va a provocar más retrasos porque va de tenerife a Madrid, de Madrid a Sevilla y de Sevilla a Madrid de nuevo. Un desastre vamos.

Bueno pues eso que os dejo que vuelvo a estar lisiada