Me acaban de llamar de Movistar para que me cambie y deje a mi actual operadora ¿de donde carajo han sacado mi número?

Estoy indignada, no sólo me llaman al fijo (ono, wanadoo, jazztel...) sino que ahora mi móvil también va a ser objeto de acoso.

¿No quedará ningún resquicio de intimidad?

Supongo que la publicidad está acabando con nuestra provacidad, son, las leyes del mercado: vender a toda costa