Mañana empiezo el curre y estoy acojonada. No sé, que Dios, si existe, nos coja confesados