Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

jueves 16 noviembre 2006

Enigmala

Enigmala se ha ido, y la verdad es que me siento apenada.

Fue el primer blog que empecé a seguir de veras. Sus peripecias me hacían gracia, me transmitían, me llegaban.

Achacaba a algún tipo de error en la red la aparición de una cosa extraña, pero debo suponer que se ha ido.

Aunque no lea esto, aunque nuestros caminos no se vuelvan a cruzar quiero decir que me ha hecho sonreír cuando más lo he necesitado, me ha hecho reír a carcajada limpia, cuando dudaba que pudiera hacer otra cosas que llorar.

Muchas gracias por haber compartido un pedacito de tu alma con todas aquellas personas que te han seguido durante este tiempo.

Hasta siempre

Peace

Hoy me he quedado en casa de mi jefa, no he realizado mi actividad secreta más que nada porque estoy pocha.

Los jueves viene una muchacha a limpiar a casa de mi jefa.

Esta chica es una buena persona por lo que conozco de ella, y una de sus características primordiales es que cree en dios.

Yo admiro (aunque no comparto) esa fe, esa seguridad en Dios, en que no está sola y en que da igual las dificultades que atraviese Dios nunca la abandonará.

Pues he hablado con ella, de alguno de los temas que me corroían por dentro. De esos pensamientos que me devoraban y me he sentido mucho mejor.

Me ha reconfortado, me he sentido bien y me he dado cuenta de muchas cosas, se puede decir que me ha hecho ver las cosas con perspectiva.

Ahora que estoy bien los deseos de soltar improperios a través del blog han descendido. Es lo que tiene sentirse bien (aunque no sea fisicamente)

No voy a engañar, ni a mentir. Sigo necesitando mimitos y sigo estando rallada con la vida y con los entes que están en ella, pero hoy me lo tomo con calma.

Un saludo y mucha paz para todos

Vuelvo a estar pocha

Despues de que ayer me doliera horrores la garganta durante toda la mañana mi estado empeoró durante la tarde con escalofríos y dolor de cabeza.

A ese estado físico se le unió un estado anímico regular, no sé si en parte producido por la misma enfermedad y mi menstruación o por factores desconocidos llamados X.

Lo único que sé es que a eso de las 19:20 cogí mis cosas y me metí en la cama. Leí un poco, jugué un poco con la nintendo ds de mi novio y no me dediqué a hacer puzles japoneses porque tendría que haberme levantado a por el lápiz.

A las 20:30 decidí que no podía más y apagué la luz para intentar dormir.

La noche que he pasado es de perros, despertándome, tosiendo, con mocos y esas cosas.

Hace unos días escribí un artículo, que posteriormente he borrado. Lo he hecho porque no sé lo que me pasa, se me ocurren muchas barbaridades y quizás ese artículo dijeras cosas que no quería poner, o daba lugar a equivocos, no lo sé. Simplemente lo he puesto en no publicar. A lo mejor un día de estos lo vuelvo a colgar.

Mientras me termino mis cereales y los red hot chili peppers vienen a recordarme tiempos mejores, intento no pensar.

Quiero mimos y ahora que estoy enferma mas