Pues en los próximos días seguramente mi blog esté algo escoñado, mi novio va a hacer unos arreglillos o cambios o lo que sea.

De todas maneras no ando en mi mejor momento.

La vida siempre se encarga de poner a las personas en su sitio, el tiempo pone todo en su lugar, o al menos eso creo. También creo de alguna manera en el karma, las personas somos energía y los malos pensamientos no pueden dar lugar a cosas buenas. Ahora mismo si mis pensamientos provcasen cosas sería una especie de Carrie y la mitad del mundo habría sido destruido.

Por suerte ( o desgracia) Stephen King no es dios, ni yo soy Carrie.

Hay un pensamiento que me ronda la mente y es que he sentido lo mismo por dos personas totalmente distintas, o a lo mejor no eran tan distintas.

Si sueno extraña es que hay un batiburrillo de ideas en mi mente. Hay un ángel y un demonio que me dicen cosas opuestas. Sin embargo, por ahora, gana el ángel, y creo que es lo mejor.

Salud para todos (que es lo que a mi me falta)