... ha durado ya mucho

Ya, ya lo sé, soy una vaga, una floja, una perezosa, pero es una verdad a medias. Ayer estuve currando desde las 7 de la mañana a las 22:15, creo que es una buena excusa para no haber escrito, sobretodo porque esta mañana a las 6 estaba en planta.

El domingo llegué de Madrid. Este viaje me ha dejado un poco mal, pero empecemos por el comienzo.

El viernes por la mañana fui a currar, compré unos bocatas después de dejar a la niña. Compré más cosas, bebida, patatas fritas... y fui a casa. Hice la maleta un poco mal como luego comprobé ya en Madrid (pero de eso no hablo xD) y preparé al comida para que en cuanto mi novio llegase comiese algo y nos fuéramos a la estación.

Llega me dice que ha perdido el móvil, come y nos vamos a la estación.

El viaje bien, me recoge mi padre, me da dos bolsas enormes con ropa horrenda que nos regala su novia a mi hermana y a mi y nos deja cerca del palacio de los deportes y conseguimos las entradas (intimamente pensaba que nos habían timado al comprarlas por internet)

Y llega el momento cola comiendo nuestros bocatas, no se hizo excesivamente largo.

Como siento que esto es aburrido diré que aunque no estábamos cerca, no estábamos lejos, que el término virtuoso tiene una nueva acepción para mi despues del concierto. Hubo momentos malos (terminé con los pies destrozados por un gilipollas que había delante mío) pero fue genial. Uno de los mejores momentos de mi vida.

Al día siguiente pues comí con mis tias y mis primitas que están enormes y guapas y son lo mejor de lo mejor, tarde en el fnac y cena en una creperie.

Los malos momentos tienen que ver con mi familia, con que mis tias y abuela no soportan a mi padre, y yo tampoco. No sé estoy un poco cansada de todos estos rollos familiares.

El domingo nos fuimos a la una y en el ave con nosotros iban unos donkin donuts de esos =)

Ya os contaré más cosas otro día.

Un saludo enorme