Pues aqui no para de llover, más que una ciudad parece una canción de Maná.

Hoy he visto a un gatito abandonado precioso, era como un lince en tamaño mini. Ahora que lo pienso es raro que los publicistas no hayan sacado aún una moda de linces mini...

Me siento un poco triste por un perrito abandonado que vi ayer. Al principio pensé que estaba muerto. Estaba en mitad de la acera con los ojos cerrados. Miré a ver si podía comprar comida cerca, pero estaba todo cerrado.

Pensé en ir a un super que estaba a unos diez minutos, pero me dio pereza.

Hoy no he visto al perrito, un perrito pequeñito, un perrito callejero, un chucho callejero que seguramente esté condenado.

¿Cuántos de nosotros estaremos condenados como él? ¿Cuántos nos tendremos que conformar con las migajas de la vida?

A veces me pregunto porque no lucho más, porque no hago por salir de este estado de enajenación que me nubla el raciocinio, por qué me dejo arrastrar por la corriente si yo nunca he sido asi. Pero no soy capaz de levantar el vuelo. ¿necesitaré tiempo? ¿necesitaré un estímulo?

Lo que de verdad necesito es un bote del euromillones