Le estoy dando vueltas a mi cinefórum y está difícil.

Dudo que ninguna institución me apoyase, como mucho la de sexólogos y gente de la facultad de CC de la comunicación. Nada de dinero público, no creo que viniesen actores o actrices, no sé casi nada del género (aunque parezca mentira no he visto casi nada de cine para adultos) y tampoco tengo lugar.

Vamos que esto tiene escasos visos de salir adelante, pero lo voy a intentar, haré un proyecto serio y espero que algún día esto pueda salir adelante. Pienso que las cosas nunca son lo que son "porque sí" y estoy segura de que hay muchos códigos, muchos símbolos que son más de lo que parecen y sobre todo que transmiten ideas equivocadas sobre el sexo.

Ahora que lo pienso se me ocurre una profesora de sociología que a lo mejor me echa una manita.

Y mientras llueve me pregunto donde andará la gatita abandonada que estaba preñada.

Las gotas de lluvia se deslizan por mi ventana y yo siento esa melancolía otoñal que me trae bienestar, que me hace soñar con chimeneas encendidas y cola cao caliente...

Un saludo