Eso es lo que yo me preguntaba hace tiempo y hoy ha venido a mi la solución:

De bizcocho.

No hay otra posibilidad, es la única explicación, ¿cómo es posible que yo termine siempre con lo pantalones empapados hasta las rodillas? Muy sencillo, por el efecto bizcocho, el bajo del pantalón está en contacto con el agua y éste (el pantalón) lo absorbe como si cola cao fuese.

Que paren los cientícos de estudiar, porque yo sola he averiguado la verdad. Ya veo el Nóbel llamando a mi puerta =)

El resultado, del chaparrón que ha caído esta mañana en sevilla es que en casa de mi jefa he tenido que dar gracias al cielo porque no me hacen inspecciones sopresas mis patrones