Pues eso, que he tenido un sueño raro raro en el que me iba a una especie de balneario extraño con mi madre.

Y digo que era un balneario extraño porque era asi, una cosa con playa por la que yo paseaba y cuando perdí las chanclas me ponía unos globos en lso pies para andar por una pestilente orilla, resbaliza y llena de peces agonizantes.

Cuando llegaba a casa e iba a darme una reconfortante ducha comenzaba a escupir una especie de gelatina roja, por supuesto, también repugnante. Este acto dejaba fría a mi familia y mientras yo me dejaba los higadillos (al parecere gelatinados) en mi casa era un discurrir de buen rollo, armonía y felicidad.

Ánimo gente