Érase que se era una jovencita sola en casa

Érase que se era una jovencita triste

Érase que se era que esta mujercita tenía graves problemas

Érase que se era que su madre y hermana estaban de viaje, para intentar salvar la vida de la madre

Érase que se era que la comida había comenzado a escasear, hacía días que la leche se había acabado, al igual que el pan, la carne y los huevos. Sólo quedaban unos guisantes en el congelador

Érase que se era que la muchacha no podía recurrir a nadie, miedo, vergüenza, prohibición expresa de la madre...

Érase que se era que ella no quería coger su dinero por miedo al futuro, si esa era la situación en ese momento ¿qué sucedería más adelante?

Érase que se era que ocurrió un pequeño milagro y enun bolsillo de un pantalón aparecieron cinco euros

Érase que se se era nuestra amiga sobrevivió hasta el regreso de su familia

Érase que se era que este cuento no tiene un final feliz