Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

miércoles 5 julio 2006

A la mierda

Cuando creo que todo está bien, cuando más feliz soy, cuando mejor van las cosas tu ausencia hace que desee mandarlo todo a la mierda.

Mi época

Es hora de hablar de él.

"Ya que he empezado a hablar de mis antiguas parejas tengo que hablar de él, de el chico que con 16 años me arrebató la autoestima" Asi iba a empezar este artículo pero, no tengo ganas de hablar de ello, no ahora.

Asi que vamos a hablar de como con 15 años estuve con un enfermo mental de veintitantos

Corría diciembre y una inocente niña iba por sevilla a un cibercafé.

El chico en cuestión (no me acuerdo de su nombre sino del mote que después le pusimos mis colegas y yo) el Vampiro trabajaba en el ciber. He de decir que fue muy amable conmigo, no sé, hubo mamoneo, La cuestión es que al final no me quiso cobrar por el ratillo que había estado alli, asi que le dije que me diera su teléfono que le debía un café (creo que ahora sería incapaz de hacerlo)

Por supuesto le mandé un mensaje y quedamos para que él comprara los regalos de Navidad. Terminamos las cosas, las dejamos en su casa y me dijo que me iba a enseñar su cuarto y yo me reí. Él se ofendió y negó que hubiera malas intenciones, cosa que luego se demostró mentira.

Unas dos semanas duró lo nuestro, durante dos semanas de vacaciones me dediqué a levantarme temprano para llevarle el desayuno (tonterías de la edad) Por si no ha quedado claro me levantaba a las 8 en mi casa para ir a comprarle una cosa que le encantaba desayunar y me lo llevaba a su casa. La cuestión es que era estúpida.

¿Cómo se acabó? Bueno yo había notado cosas algo raras (le gustaba otra chica de 15 años que le recordaba a una ex por ejemplo)

Bueno pues un día empezamos a hablar de la niña de 15 años y me contó que se parecía a su ex... muerta. Cuando él y ella tenían 15 años salían y a ella la atropellaron (en su versión, un autobús)

Además a los pocos días de la tragedia se encontró a su abuelo muerto en la cocina y le intentó reanimar... rompiéndole algunas costillas sin lograr nada.

EL muchacho no pudiéndolo soportar se intentó suicidar y se quedó en coma.

Estando en coma una voz le dijo que él no iba a morir nunca, que se despertara. Así lo hizo y desde ese día la luz del sol le hace daño y es capaz de leer la mente de las personas. Imaginaos mi cara.

Tan sorprendente afirmación vino acompañada de la anécdota de que sus padres le habían internado para que le hicieran una evaluación psiquiátrica después de todo eso (cosa que yo también hubiera hecho) Le pregunté por el resultado de dicha evaluación y me dijo que bien, que les había engañado a todos.

Fue la última vez que le vi. Si había sido una trola, el objetivo es que saliera de su vida. Si era verdad (vamos, que él se lo creía) yo no estaba preparada para eso.

Con él empezó mi época más "divertida"