Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

jueves 1 junio 2006

El Día del Orgullo Gay (que en mi opinión debería ser el día del orgullo homosexual)

Pues ese día coincide con mi cumple asi que para facilitar a mis amigos y familares la tarea de regalarme (si es que quieren hacerlo) queda oficialmente expuesta en mi blog mi lista de regalos.

El cómo hacer que los regalos no se repitan es asunto de las personas que deseen regalarme algo el día que abandone los 22 años.

Mi lista:

- Una baraja de tarot

- Los libros de Narnia que me faltan (3-7)

- XXX Holic

- Cosas que contengan el cuerpo/cara de Charlie Simpson

- Pendientes, colgantes (que sean bonitos porfavor)

- Algún libro de Jorge Bucay (que no sea ni el camino de las lágrimas, ni déjame que te cuente)

- La segunda y quinta temporada de sexo en nueva york)

- Algo de Pucca (preferentemente la toalla de playa) o algo de Kitty)

- El manual de Changeling

- Libros en general (pero que no sean muy tristes)

Y por ahora no se me ocurre nada. La lista puede verse modificada. Un saludo

Ya en casa

Bueno pues ya en casa debo hacer un resumen de lo que me ha pasado y de lo que tengo, me parece lo más justo la verdad.

Como todos sabeis yo tenía episodios de intenso dolor de estómago, pero había ido al médico y me había dicho que había tenido gastritis.

Pues bien el viernes a las 7 me desperté con mucho dolor, cosa que no era extraña, y además con una intensa sensación de mareo. Compruebo además que estoy blanca como el papel.

Van pasando las horas e intento hacer todo lo posible por encontrarme bien antes de ir a trabajar y no es posible. Tal es la cosa que me decido a coger un taxi por miedo a caerme redonda en la calle.

Voy a buscar a la niña que cuido al cole, le pongo de comer y yo me hago un ovillo. Cuando llega su madre que es mi jefa es la que me convence para que vaya a urgencias donde después de hacerme unas pruebas un médico gilipollas me dice que tengo hepatitis sin mirarme a la cara.

Más pruebas, más rato en la sala de espera me atiende otro médico que me dice que hepatitis no cree que tengo y que seguramente sea algo de vesícula (como al final ha sido) Me dice que me ingresan y el viernes acaba conmigo en la cama de la habitación con un suero en el brazo izquierdo.

El resto de días han sido sumamente aburridos, lo pasé mal ayer y antes de ayer porque tardaron mucho en darme los resultados y me agobié.

En verdad desde el sábado estoy bien, en el sentido de no tener dolor que era lo peor.

He faltado a dos exámenes y la semana que viene tengo examen el lunes, el martes, el jueves y el viernes asi que me la van a meter en cuatro tiempos.

Además de los exámenes le doy vueltas al hecho de que lo que me ha pasado es un cólico biliar. Mi bilis es más espesa de lo que debería asi que me tengo que poner en manos de un especialista para que me haga revisiones periódicas. Pero me lo han dejado claro, a largo plazo me tendrán que quitar la vesícula (casi seguro) para evitar complicaciones mayores (como una pancreatitis)

Muchas gracias a los habítuales de este blog, que os pasais por aqui y os habeis interesado por mi. Un saludo ^_^