cuadro con cerezosA esa hora me he despertado para intentar darme un atracón estudiantil de última hora que me permitiese aprobar, por desgracia ya debería saber que eso, al menos a mi, no funciona.

Después reunión del prácticum y trabajando desde la 1 hasta las 21:15 que ha llegado mi jefe.

¿Por qué no me aprobarán simplemente por el esfuerzo que hago? ¿Por qué a mi nunca me regalan nada?

Ahora voy a jugar al dance dance revolution, estoy algo picada, pero terminar cansada de hacer el tonto jugando a la play me relaja.

Acabo de suspirar, aunque ahora mismo no hay nadie a mi lado que lo pueda comprobar y lo vuelvo a hacer. He cerrado por un instante los ojos y he regresado a esa niñez feliz cogiendo piojos por meternos en casas abandonadas. He olido la tierra húmeda, he sentido las telarañas del desván y he recordado la sensación de que me iba a comer el mundo.