Y mientras el ensordecedor silencio me acerca a ti, la inquieta calma me aleja.

Descansa y que Morfeo te dé alas para que puedas al menos estar unas horas junto a mi.