El otro día entré en un blog y descubrí que lo único que hacía su autor era decir que todas las mujeres éramos unas putas.

Una puede pensar que algún que otro personaje de esta calaña (que se dedica a descalificar a más de la población mundial porque sí) puede haber, pero lo realmente sorprendente es la cantidad de gente que mueve su blog. Tenía más comentarios y seguidores que yo tendré en toda mi vida como autora de esta bitácora.

¿Es eso lo que interesa? Insultar, criticar destructivamente, ofender, humillar...

Lo peor de todo es que el tipo en cuestión tiene muchos seguidores, los que le hacen la rosca y le dicen eso "de tienes razón", "tú sí que sabes" y demás memeces. Pero las personas que no están a favor de lo que dice le hacen publicidad y no lo entiendo. Es en plan, me parece un tal pero aqui os dejo su web para que entreis ¿lo mejor no es ignorar a tipejos asi?

Llevo dos días pensando en escribirle una contestación, pero me pregunto si servirá de algo (además de para que me insulten)