Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

sábado 8 abril 2006

V de Vendetta

Amo de una manera casta a Natalie Portman (y a su dobladora española)

La película (a falta de leer el comic) me ha gustado, me ha entretenido y me parece recomendable.

Me gusta el ritmo de la película y además me parece que describe muy bien como puede acabar siendo el mundo si no hacemos las cosas bien. Supongo que es lo bueno de esta película, que aunque sea de entretenimiento, siq ueremos, si nos dejamos puede hacernos pensar y reflexionar.

El que un tipo con máscara me parezca interesante y creíble es algo meritorio.

No me gusta una idea que se lanza en la película, que es que a veces la violencia es el único medio (no creo en eso)

Por último hay unas imagenes que me parecieron sublimes, una masa avanzando. Las personas, todos somos capaces de cambiar el mundo, está en nuestras manos...

La realidad

La verdad es que tenía pensado dar un rodeo para empezar a hablar del cáncer, pero no tiene sentido. VIendo una serie he visto unas escenas sobre una mujer con cáncer. Y se me han saltado las lágrimas porque he recordado.

Estar con una persona durante la quimio es duro, pero más duro es ver a alguien que lo soporta y al final es vencida por la enfermedad.

Anarquia

Sé poco de anarquía pero lo poco que sé me gusta.

No es egoismo, se trata de que si los demás no son libres yo tampoco. Se trata de que a las personas les duela algo más que lo que le hacen a nuestros seres queridos.

Anarquismo supone confiar en la gente y pensar que es buena por naturaleza. Anarquismo es soñar con un mundo mejor, por lo menos el anarquismo que a mi me han enseñado, el que yo he vivido, el que yo he visto.

Algunas de las mejores aportaciones a la educación la ha hecho la Pedagogía Libertaria.

En España hay una escuela llamada Paideia que hace cosas muy interesantes y es anarquista (Antonio Orihuela la menciona en uno de sus poemas de La Piel sobre la Piel)

No voy a convencer a nadie, porque yo aún debo investigar sobre la anarquía pero, habría que tenerla al menos en cuenta ¿no?