Ayer estuve como en una feria alternativa, que estaba muy bien con muchos puestos, la gente en el parque tirada, conciertos...

El Viernes una amiga mía me llamó por la noche y me contó que había estado y que su pasado había vuelto y que estaba muy triste porque había visto a un chico que hace años le gustaba un montón y pasó de ella y vi a gente que antes era amiga suya y ya no.

La pregunta es ¿el pasado alguna vez se va? Quizás sólo esté agazapado, esperando un estímulo para asaltar nuestra memoria decirnos que ahí está. CUando el pasado es agradable no pasa nada, pero ¿qué pasa cuando es alguien que no queremos recordar?

Yo creo que muchas veces confundimos olvidar con superar el pasado. No es lo mismo. Olvidar es muy difícil que nos olvidemos de las cosas mala que nos pasan en la vida, pero muchas veces lo guardamos todo dentro, intentamos no pensar, empujamos nuestra tristeza al fondo del todo pensando que no saldrá nunca y entonces, algo pasa y nos derrumbamos.

Superar las cosas significa ver la cicatriz pero que ya no nos duela. Significa aceptar nuestra historia, nuestra vida, aceptar lo que hemos perdido, es, también, no aferrarnos a algo o alguien que no está con nosotros, verlo con perspectiva y desoyendo esa canción que dice "cualquier tiempo pasado fue mejor"