Todos y todas tenemos nuestros pequeños o grandes secretos, normalmente son cosas que nos averguenzan.

Es horrible pensar que esos secretos puedan ser descubiertos y nos dedicamos a esforzarnos por ocultarnos, incluso de nosotros mismos. Dedicamos tanto esfuerzo que a veces nos olvidamos de las cosas importantes.

¿Qué pasa cuando alguien descubre ese secreto? ¿Qué pasa cuando es alguien qué queremos? ¿Cómo se lidia con el miedo, con el asco hacia uno mismo?

Al menos los esfuerzos por esconder ese secreto se podrán dedicar a otras cosas y a trabajar con uno mismo y quizás a quererse con verguenza y todo