Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

martes 21 marzo 2006

Después de la tormenta

Pues tras la tormenta, en mi caso la fiebre, llega el mal humor.

Después de pasarme toda la tarde durmiendo y sudando me he levantado un poco cabreada con el mundo, que es lo que me pasa cuando mi sueño no sigue su curso normal.

Así que aprovecharé esta ira para convertirlo en algo productivo.

Siempre me ha molestado que se generalice, pero me molesta más cuando se dice que todas las mujeres somos envidiosas, que somos malas, que somos interesadas... Y me repatea aun más cuando es una chica la que lo afirma, apostillando que ella es una excepción a esa regla matemática.

Generalizar está mal ¿soy la única que la piensa? Cómo alguien se atreve a decir que no se cuantos millones de personas son de una determinada manera. Pero aunque fuera cierto que las mujeres somos malas (por decir algo) creo que sería por la educación recibida.

Creo que a las mujeres se nos dice que el resto de mujeres son malas para evitar que nos hermanemos, si nos miramos como enemigas nunca nos echaremos una mano entre nosotras. Hay autores y autoras que dirían que ha sido una ardua labor del patriarcado eliminar el hermanamiento de las mujeres.

Hay restos arqueológicos que demuestran la existencia de gineco grupos (no es una matriarcado, puesto que esta palabra significa jerarquía de las mujeres) eran grupos sin jerarquía, eran grupos de mujeres. Las mujeres no se iban para casarse sino que se quedaban en su grupo con sus compañeras.

Es importante cambiar la mirada y no pensar que las cosas son como son porque sí. Que todo es natural, que siempre será así. Podemos creernos lo que nos dice Casilda, podeis creerme a mi, o podeis decidir no hacerlo pero al menos preguntados como sería si tuviéramos razón.

Prometo hablar más del tema pero os recomiendo que leais a Casilda Rodrigáñez. Yo ahora mismo estoy un poco off, lo siento

mujeres corriendo

Y llegó el día

Hoy me he hecho las pruebas, me han hecho esperar una hora y no me he tenido que desnudar (yo por si acaso me había depilado) Me he bebido una guarrada de producto, me han hecho las radiografías en poses sugerentes, me he levantado y me he ido y ha sido salir del hospital y tener nauseas.

Entonces para resumir tengo un catarro (llevo dos días con fiebre) y ahora una papilla rosa en el estómago, adorable. Además ayer tuve que hacer un examen con escalofríos. Soy como una piñata de cumpleaños, lo tengo todo en mi interior, por lo menos hoy acabé con la regla.

Me voy a ir a la cama no sin antes anunciar que cuando me haya recuperado un poco pienso escribir un post acerca del mito de que las mujeres somos envidiosas y malas por naturaleza.

Las mujeres somos personas cada cual con sus virtudes y defectos pero diré que creo que si somos malas o envidiosas es todo por la educación que se nos ha dado.

PD: Creo que he visto mis ovarios, y son grandes.

cerebro visto desde rayos x