Pero estoy frente al odenador pensando y escuchando música.

¿Cuándo dejaré de ser una oruga y me convertiré en mariposa? Deseo abrir mis alas y volar hacia mis sueños.

Cuando duermo siento que de mi espalda salen dos alas negras, son negras porque son ponzoñosas. Brotan de mi alma y mi alma es un pozo de chapapote de galicia, tóxico, incapacitante...
unamariposa ¿Donde quiero volar? Si Kavafis fuera quien guiara mi destino ¿donde estaría mi ?taca? ¿Por qué estoy tan asustada? Respiro hondo, mientras intento que la música no me emocione. No puedo buscar fuera algo que me reanime, mi camino está en mi interior.

Buenas noches