Hace dos siglos, el 19 de Julio de 1808, una tropa de harapientos vencieron a las todopoderosas tropas napoleónicas ¿por qué no lo recordamos?

Creo que es porque ahora orgullo o patriotismo se confunde con facha, que es lo que sucede cuando se politizan lo simbolos nacionales.

Es tan importante esta batalla... no sólo para España, sino para Europa. Se demostró que los soldados franceses que se habían paseado por Europa no eran invencibles.

Quizás los españoles no eran harapientos pero eran una milicia poco formada con un puñado de soldados veteranos.

Los ingleses hacen películas orgulleciéndose de los piratas que asaltaban a las escuadras españolas que venían de América, ¿por qué nosotros no nos sentimos orgullosos de haber realizado proezas? ¿para cuando películas sobre la batalla de Bailén, o sobre Agustina de Aragón?

No quiero renegar de mi historia, ni pienso hacerlo.

Lo que quiero que quede claro, es que los símbolos nacionales no se deben instrumentalizar, debe ser un símbolo al que se puedan acoger todos los ciudadanos y ciudadanas.