"Cuando alguien no sabe a donde va, el viento nunca sopla a su favor"
Que gran verdad

La verdad es que no sé que me pasa, supongo que será el estres del trabajo, lo exámenes y las prácticas. Quizás sea que paso algunos días quince horas fuera de mi casa y no tomándome cañas.

O será simplemente que hace un año y cuatro meses decidí huir hacia delante, sin mirar atras, sin detenerme y ahora estoy pagando las consecuencias.

No sé lo que es, pero es un día de esos en el que las cosas se ven oscuras, donde parece que lo que toda esa gente que te ha hecho daño tiene razón.

Es uno de esos días en los que me planteo qué tipo de persona soy. Intento ser objetiva y me doy cuenta de que soy extremádamente egoista y que tengo maldad.

Soy una mala persona porque tengo malos pensamientos, me he sorprendido deseándole cosas malas a ciertas personas, por lo tanto, blanco y en botella: leche.

Supongo que lo importante es aceptar lo que soy, mi sombra y mi luz porque si no, no podré crecer. Se trata de no esconder en lo más profundo a esa Patricia maligna, sino aceptar que es parte de mi para poder ser mejor persona.