Antonio Orihuela es un ser con una sensibilidad extrema, es poeta, pero esto nada sería sino fuera por la coherencia entre su estilo de vida y sus ideales.

Le conocí, de casualidad, como ocurren estas cosas. Un muchacho de filología me comentó que iba a haber una especie de recital de poesía, uno de los invitados era Antonio Orihuela. No sé por qué decidí ir.

Llegado el día me senté en el aula magna y Él abrió sus labios a la vez que abría mi alma, con poesías que llegaban a lo más hondo de mi. Lo curioso es que era unos días de esos en que una pierde la fe en la humanidad, en la que palabras como libertad y justicia paracen burdos eslóganes publicitarios. Y con cada poesía que iba dejando al descubierto su alma mi fe se restituía, no era la única, no estaba sola, aún había esperanza.

Desde entonces le he visto en dos recitales más y siempre ha causado en mi el mismo efecto. Un efecto reparador. Me maravilla que haya alguien como él, que toque el alma con palabras y con pasmosa belleza retrate la cruenta realidad. Es un poeta de la vida, es un ser coherente con sus ideas y le admiro. Ojalá hubiera más personas como él.
Gracias Antonio

Ahí van un par de poesías suyas

UNA IDEA DE LIBERTAD

Cuando más cogido por los huevos me tienen,
busco la ventana por donde se ve más lejos
y me quedo allí
con la nariz aplastada contra el cristal
esperando
siempre
unos pájaros
que nadie ha visto
que sé
existen,
pero que no vienen.

POÉTICA

Han muerto los sueños
replicamos en nuestras jaulas de oro

CONSEJOS PARA DISFRUTAR DE PRIMERA LÍNEA DE PLAYA

Si piensas que lleva demasiado tiempo en el agua,
si está vestido,
no te preocupes,
no es un turista.

Poesías sacadas de "La Piel sobre la Piel"