Esta mañana después de dejar a la niña que cuido me he puesto a estudiar y en un momento dado he puesto la televisión.

Lo que he visto me ha sobrecogido el alma. Eran unas imágenes de una ccidente de tráfico. Un automovil volcado en una especie de acequia. Muchos testigos tratando de sacar a la gente del coche y por último cuando los sacan unas personas tratando de reanimar al conductor.

La visión de ese cuerpo inerte, tendido entre unos matajos me ha hecho llorar. Lloro porque soy tonta, pero también lloro porque me doy cuenta de que la gente no piensa que el automovil es un arma. Como la mayoría de los objetos humanos depende de en que manos está es bueno o malo.

Lloré esta mañana por una vida sesgada, por unos padres, unos hermanos, una pareja que no volverá a ver sonriendo a ese chico que se quedó entre unos matojos